Benigno Malo

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

CONTEXTO HISTÓRICO

CONTEXTO HISTÓRICO INSTITUCIONAL

Mediante Decreto publicado el 16 de Octubre de 1858, Senado y Cámara de Representantes resuelven: “Se establezca en la ciudad de Cuenca un colegio con el nombre de “San Gregorio”. El ejecútese a este decreto lo concede el Presidente Francisco Robles el 20 de octubre del mismo año y hace realidad la lucha emprendida desde 1853 por Juan Bautista Vásquez, quien como representante por el Azuay luchó por conseguir la fundación del Primer Colegio Secundario en Cuenca.

La perseverancia de Juan Bautista Vásquez, consigue que Congreso y Cámara, expidan el 13 de octubre de 1863  un nuevo decreto mediante el cual se ordenaba a la

Municipalidad de Cuenca “establezca lo más pronto posible el Colegio Nacional creado por Ley el 16 de octubre de 1858”.

En 1864 se le designa como Rector a su principal gestor. En forma personal consigue una asignación fiscal lo que le permite adquirir un espacio físico para el colegio, mismo que fue ofrecido por la Comunidad Religiosa de Santo Domingo con una superficie de 2849 m. la escritura de Compra- Venta se celebra el 30 de enero de 1864.

La colaboración por parte de la Comunidad de Santo Domingo es digno de resaltar el nombre del padre Fray Tomás Guerra, ya que antes que se formalice la compra- venta del inmueble permitió se inicie las primeras enseñanzas en un improvisado escenario al extremo oriental de la actual Iglesia de Santo Domingo, espacio físico en el que se dictaron las primeras clases, acomodando como aula un zaguán y utilizando como pupitres unas tablas y ladrillos. En honor y reconocimiento a esta Comunidad Religiosa, el Colegio Nacional “San Gregorio”, asumió los colores blanco y negro

El 1869, el Colegio pasa a ser regentado por los Jesuitas, bajo la dirección del padre Italiano Miguel Franco, quien es designado Rector, deja de llamarse “San Gregorio” para denominarse Colegio Nacional “San Luis”, y sus instalaciones se trasladan al inmueble de la propiedad de la Comunidad Jesuita, ubicada en la calle Bolívar entre Padre Aguirre y Benigno Malo.

La Comunidad Jesuita regentó el Colegio Nacional “San Luis” hasta 1876, año en el cual el régimen liberal les expulsa del país. Regresa el Colegio a su propio local ubicado junto a la Iglesia de Santo Domingo, nuevamente como su Director, Juan Bautista Vásquez, administrándolo  hasta 1894 que se jubila. En este lugar el Plantel permanece hasta 1938.

Por resolución del Congreso Nacional  de 1910 deja de llamarse “San Luis” para denominarse “Colegio Nacional Benigno Malo” en honor al  ilustre cuencano que vio la primera luz en el año de 1807 y falleció en su ciudad natal el 2 de abril de 1870. Gran Estadista, Diplomático, Primer Rector de la Universidad de Cuenca, Escritor, Senador por el Azuay, Enviado Extraordinario Ministro Plenipotencial, Jurisconsulto, Internacionalista, Publicista, Periodista, Político, entre otros.

El 30 de octubre de 1923, siendo Rector el Dr. Andrés F. Córdova, se empezó a construir en la Av. Solano el nuevo local, de estilo neoclásico francés, concebido y ejecutado por el Arquitecto quiteño Luis Felipe Donoso Barba. La concepción arquitectónica del edificio nos remite al modelo positivista francés, que considera a los institutos educativos como templos del saber. Esta enorme mole de ladrillo encarna el mensaje del poder de la razón. Coronada de cúpulas, no admite nada por encima de ella que no fuera su propia imponencia.

La concepción arquitectónica del  Neoclásico se  desarrolla lejos de  la relación con la Naturaleza. La razón se impone a través de la ciencia y de la tecnología. Predomina una visión intelectualista y mecanicista de la realidad.

En diciembre de 1937, el General Enríquez Gallo Presidente de la República, atentando elementales e inalienables  derechos de propiedad, expide el decreto No. 10, mediante el cual adjudica al Normal Manuel J Calle el inmueble central de propiedad

del Colegio Benigno Malo, las autoridades del Colegio, estudiantes, padres de familia inician una tenaz lucha que termina en 1940. Similar situación se da  en 1938, cuando una orden gubernamental destinó el edificio nuevo como cuartel del Ejército Nacional. El Dr. Enrique Arízaga Toral comunica que la Asamblea Nacional de la República considerando el decreto de 1937 un fragante desconocimiento de propiedad del colegio Benigno Malo ha procedido a derogarlo.

Una característica que define el carácter del Colegio  es la reciprocidad intelectual que mantuvo con la élite de la sociedad cuencana. Los hombres destacados en los diferentes ámbitos de la vida pública ejercieron el rectorado y la función docente. A su vez, los alumnos descollantes llegaron a ejercer las responsabilidades de la vida política y asumir los cargos de responsabilidad del Colegio. De manera que se estableció un circuito de mutuo apoyo que no dejó de existir hasta mediados del siglo XX, cuando  celebraron alborozados el centenario de fundación.

Resalta la figura de Alfonso Cordero Palacios, Rector  entre 1940-1944. Durante su administración (1944)  se adquirió una importante colección arqueológica regional con la cual se enriqueció el Museo del Colegio. Este Museo empezó a conformarse desde 1890, cuando Eloy Alfaro donó una colección zoológica adquirida en la Casa Deyrolle (París),  entregándola al Colegio como apoyo educativo. Luego se incrementó con colecciones de  arqueología, zoología, ornitología, entomología y  petrografía.

La Biblioteca nace mediante una donación de libros por parte del Seminario de los Jesuitas; cuenta con joyas bibliográficas; en algunos casos, con ejemplares de los pocos existentes en el mundo, libros considerados “reliquias” de incalculable valor por su contenido;  en  su mayoría, de carácter religioso y literario, así como libros de varias temáticas de gran interés para los estudiosos en diversos ámbitos del conocimiento y para todas aquellas personas preocupadas por el pasado cultural. La obra más antigua corresponde al año 1602.

Bajo el rectorado de  Manuel Antonio Corral Jáuregui y de Alejandro Andrade Cordero se construyó el coliseo y la piscina. El estadio configuró el espacio destinado a la cultura física. La banda de guerra  hizo resonar sus clarinadas. La juventud benignista  desfiló por las calles de Cuenca, luciendo su elegante uniforme blanco y negro.

Los años posteriores transcurrieron sin mayores novedades. El Colegio adoptó las orientaciones del Modelo Alternativo de Educación para el Ecuador, propuesto por el Ministerio de Educación, dirigida a reorganizar el pensum a través de Áreas Científicas, la formación de los alumnos mediante actividades extraescolares y la formación teórico-práctica mediante niveles: Adaptación, Orientación, Especialización y un régimen escolar por ciclos lectivos (quimestres).

Desde 1985, el Colegio formó parte de la Asociación Nacional de Planteles Experimentales del Ecuador (ANPEE). Esta red de experimentación  se dedicó a articular el tramo de la educación básica con el bachillerato. El proceso de Innovación del Sistema Nacional de Bachillerato estuvo conducido por el Programa Piloto Experimental de la Universidad Simón Bolívar. El Colegio “Benigno Malo” asumió la responsabilidad de pilotear la reforma con el Bachillerato en Ciencias.

En 1998, se implantó en el Ecuador la Reforma Curricular en la Educación Básica. El Colegio “Benigno Malo” acogió los lineamientos de la reforma Curricular, a partir del año lectivo 2000-2001.

En 1999, a raíz de la creación, por parte del Ministerio de Educación y Cultura, del Bachillerato en Ciencias, el Colegio asumió la propuesta de la Universidad Estatal de Cuenca, a través de la REDCU, compartiendo experiencias comunes.

Al asumir el Colegio, el carácter de experimental, incorporó los principios del Modelo de Educación Alternativa para Ecuador, aplicándose a observar las leyes y reglamentos de educación. Aplicó el sistema de medición de la calidad educativa por la aplicación del SEAPE (Sistema de Evaluación Acreditación para Planteles Experimentales). Dio mayor utilización a la información estadística para el seguimiento de la asistencia, rendimiento, deserción, pérdida de año de los estudiantes. Ha propiciado una mayor interacción con los padres de familia, a través de las instancias administrativas del plantel.

A partir del año lectivo 2003-2004, a raíz del Decreto Ejecutivo 1786, el Colegio desarrolla nuevamente el Bachillerato en Ciencias, con las modalidades: General y Especializaciones (Físico-Matemáticas, Químico-Biológicas y Sociales) a partir del primero de bachillerato.

Desde el año 2006 hasta el 2012, está en vigencia el proyecto de Bachillerato en Ciencias Básicas basado en el decreto 1786, se eliminan las especialidades quedando solamente Bachillerato en Ciencias Básicas, egresando la primera promoción en el año 2008-2009. En este contexto se ubican los proyectos de experimentación que optimizan el proceso educativo institucional.

Pasado Presente

JUAN BAUTISTA VAZQUEZ HERDOIZA: FUNDADOR

Educador, nació en Chuquipata (Azogues) el 21 de Junio de 1.821, hijo de Joaquín Vázquez, y de Francisca Herdoíza,  joven perdió a su padre y junto a su madre y hermanos viajó a vivir en Cuenca en casa de su tío materno (sacerdote), quien le enseñó las primeras letras,  ingresó al Colegio de San Sebastián para niños pobres y en 1.836 al Colegio Seminario de San Ignacio de Loyola, donde estudió leyes, brilló como el mejor estudiante y fue nombrado en 1.843 profesor sustituto de la cátedra de Derecho Público. En  1.844 se graduó de doctor en Jurisprudencia, su temperamento incorruptible ante el abuso y las injusticias así como su generosidad, le impedía prosperar económicamente. Entre los cargos más importantes tenemos: Protector de Indígenas del Cantón Azogues,  Rector del Colegio “San Luis”, hoy Colegio Benigno Malo, Presidente de la Cámara de Representantes y Senadores, Secretario de la Subdirección de Estudios Catedráticos de Jurisprudencia, Ministro Fiscal de la Corte de Cuenca. Ministro Juez de la Primera Sala de Riobamba, Inspector de Escuelas del Azuay y primer Diputado de esta provincia, Presidente de la Municipalidad de Cuenca.

Fundó el primer colegio en la ciudad de Cuenca, también la primera Biblioteca Pública así como veintinueve escuelas rurales.

En 1.863 concurrió nuevamente al Congreso, formó parte de la mayoría gobiernistas y presidió la Cámara de Diputados. Se distinguió como: “jurisconsulto de altura, de austera probidad, de honradez profesional y de criterio jurídico tan certero, que se proclamaba en muchas ocasiones y solemnemente, su preeminencia como abogado de estupenda visión, clarísimo talento y diestro manejo de la estrategia profesional; pero, la cumbre de su ingenio se hallaba en el foro, era un verdadero orador, claro, vibrante de amplísima y sonora voz, la dicción correcta, lógico en el razonamiento, enérgico de convicción, nadie le disputaba el merecido puesto de artífice de la palabra.

Fue nombrado Defensor de las Obras Pías en Cuenca y consiguió del Congreso la fundación del Colegio Nacional. Tomó a cargo la refacción casi total del antiguo edificio de los jesuitas que se hallaba en ruinas y adecentó provisionalmente para abrir sus puertas en enero de 1.864.

En 1.869 García Moreno, designa a Carlos Ordóñez Lazo para la gobernación de Cuenca. Vázquez “el grande” volvió a ocupar la Jefatura Política el 25 de enero y en febrero suscribió el Acta de adhesión a la revolución, firma que fue tomada como una inconsistencia doctrinaria en quien siempre había respetado las leyes y más aún la Constitución; sin embargo, era tanta su amistad con Ordóñez, que ésta le arrastró a cometer el error. Al poco tiempo, García Moreno refundió el Colegio Nacional en el Seminario, que entregó a los jesuitas y Vázquez vio su obra de cinco años heroicos en manos extrañas y por si esto hubiere sido poco, ocurrió que la juventud cuencana se tomó los cuarteles y apresaron a Ordóñez, y al propio Vázquez, condenándoles a sufrir la pena de fusilamiento; recibió varios disparos, una bala le dio en el reloj de oro y otra lo hirió y quedó como muerto en el suelo, fue perdonado a último momento.

Después de esta traumática experiencia se retiró a vivir a Riobamba, ejerciendo como Ministro Juez de la Primera Sala, porque no podía seguir en Cuenca debido a la reacción popular existente.

Asesinado García Moreno, su sucesor Antonio Borrero designó a Vázquez  (1876) para el desempeño de la dirección del Colegio Nacional, que acababa de ser abandonado por los Jesuitas. En aquel tiempo el Colegio se llamaba  “San Luis” y volvió gratuitamente a servirlo después de seis años de alejamiento, prosiguiendo su administración hasta 1.894 en que se jubiló. Muere el 22 de Mayo de 1.899.

 

 

Download Template Joomla 3.0 free theme.